7 pasos para convertir en pizarrón una pared del cuarto de tus hijos

Dibujar y pintar son actividades muy importantes para que los niños expresen sus sentimientos y transmitan ideas. Por este motivo te presentamos una idea didáctica y decorativa para que implementes en alguna pared del cuarto de tus hijos.

  1. Colocá diarios o sábanas viejas para proteger el piso debajo de la pared a pintar.
  2. Limpiá, lijá y repará cualquier fisura de la pared que vas a ocupar para que quede lisa. Si bien es importante preparar bien la pared donde irá la pintura pizarra se puede aplicar sobre pintura plástica directamente. No hace falta selladora.
  3. No hace falta utilizar toda la pared. Enmarcá con cinta las orillas del área donde querés que esté el pizarrón.
  4. Conseguí “pintura para pizarra”: es una pintura al agua, inofensiva para los niños, con la que fácilmente podrás fabricar una pizarra de colores utilizando como base la misma pared. Lo llamativo es que viene en diferentes colores (no solamente en los tradicionales negro y verde)
  5. Utilizá un rodillo de esponja o una brocha para las orillas. Colocá 2 capas de pintura para pizarra y dejá pasar un tiempo de aproximadamente 3 horas entre cada una (según instrucciones del fabricante del producto).
  6. Después de aplicar todas las capas, esperá 48 o 72 horas (según instrucciones del fabricante del producto) para asegurarte que esté bien seco y puedan comenzar a escribir en él.
  7. Para la limpieza utilizá un borrador común de aula, y si querés hacer una limpieza más profunda simplemente pasá un trapo húmedo por la pared.

Eso es todo: ¡buscá tizas de colores y a disfrutarlo!

Para vos:

Además de la pared del cuarto de tu hijo podés armar un pizarrón en otras áreas. La parte de atrás de un mueble o una de las paredes de la cocina pueden servir como anotadores. Además, podés crear una mesa exclusiva de dibujo para chicos y grandes.

Conversemos!

Últimas notas